Volver atrás

Qué es la jerarquía de residuos y cómo funciona

La jerarquía de residuos es un concepto que determina el tipo y prioridad de tratamiento que debe recibir un residuo. Es decir, indica un orden de preferencia de acciones con el fin de disminuir y gestionar los residuos. Se suele identificar con una pirámide, pues refleja esquemáticamente la prioridad de los tratamientos o acciones relacionados con los residuos.

Su objetivo es, básicamente, proteger al medio ambiente, por lo que los Estados deben crear y adoptar medidas para cumplir y favorecer los diferentes tratamientos según dicha jerarquía.

ES residuos

Para qué sirve la jerarquía de residuos

La jerarquía de residuos hace que se obtenga el máximo rendimiento en la relación utilidad del producto/residuo que ese producto produce, de forma que la utilidad del producto logre el mayor nivel posible, y el residuo se reduzca a lo mínimo.

Por ende, la correcta aplicación de la jerarquía de residuos reporta beneficios medioambientales, tales como la reducción de los niveles de contaminación y mejor gestión de los recursos naturales; y beneficios económicos para empresas y la comunidad.

Niveles de la jerarquía de residuos

Prevención

Se basa en la idea de que el mejor residuo es el que no se produce. Se encuentra en la cúspide de la pirámide y constituye el conjunto de medidas adoptadas en las etapas de concepción, diseño, producción, distribución y consumo de un producto con el fin de evitar la producción de más residuos de los necesarios. De esta forma, se evitan los impactos adversos en el medio ambiente asociados a estos, así como un consumo excesivo de energía y materias primas.

No obstante, lo cierto es que evitar la producción al 100% de residuos es prácticamente misión imposible. Además, con la tecnología actual, resultaría muy costoso, lo cual al final, sería contraproducente y sería más dañino para el entorno que mantener cierto nivel de residuo.

Preparación para la reutilización

Si es inevitable, la reutilización de este producto ha de ser la prioridad. Consiste en la comprobación, limpieza o reparación de productos o componentes de productos que se hayan convertido en residuos porque han alcanzado el final de su vida útil. La finalidad es que estos productos puedan ser reutilizados, sin necesidad de que se lleven a cabo grandes transformaciones.

Reciclaje

Si ese objeto o producto no se puede reutilizar y darle una segunda vida, se debe optar por el reciclado. El reciclaje supone la valorización de los residuos, de manera que estos son transformados en nuevos materiales, productos o sustancias para darles así un nuevo uso y reintroducirlos al mercado.

Recuperación

En este nivel de la pirámide se incluyen otro tipo de valorizaciones como la energética o la transformación de residuos en materiales que se puedan utilizar como combustibles. En este caso, no se aprovechan los materiales sino la energía existente en ellos.

Eliminación

Se trata de la última opción, y con el fin de reducirlo al mínimo. En él se incluyen tratamientos y técnicas térmicas, biológicas y fisicoquímicas para eliminar el residuo.

Cómo ScrapAd participa en la jerarquía de residuos

ScrapAd surge, precisamente, para dar salida a aquellos residuos que, en un principio, pueden parecer que no tienen ningún valor, por lo que acaban en el vertedero. Gracias a nuestra plataforma de compra y venta de residuos y a la visibilidad que le damos a los materiales, otras empresas interesadas pueden llegar a ese material, valorizarlo y devolverlo al mercado como materia prima para otros productos. Es por ello que fomentamos y apoyamos la economía circular como nuevo modelo de negocio, el cual da una segunda vida a lo que ya existe para así cuidar y respetar nuestro entorno.

Otros posts que te pueden interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.
Puedes aceptar nuestra política de cookies o elegir las cookies que deseas descargar en las opciones.

Configuración de cookies