Compra y venta de Plomo. Comprar Plomo online

El plomo (Pb) es el elemento químico con número atómico 82 de la tabla periódica de los elementos. Es un metal muy particular porque tiene mucha flexibilidad y capacidad de reacción química. Es de color gris azulado. Es un metal pesado que tiene una densidad relativa o gravedad específica 11,4 a 16 °C. Es un metal flexible, inelástico y fácil de fundir. Su fusión sucede a 327,4 °C y tiene una densidad de 11340 kg/m3. Tiene una gran reactividad que hace que pueda usarse en diversos compuestos como tetraetilo de plomo o los silicatos de plomo que son los más utilizados en la industria. El plomo es anfótero dado que crea sales de plomo de los ácidos y sales metálicas del ácido plúmbico. Es un metal pesado y tóxico, a la intoxicación por plomo se le llama saturnismo. El uso principal de plomo es la fabricación de pilas o baterías recargables. El plomo forma aleaciones con otros muchos metales. De hecho, sus aplicaciones en mayor parte son en esa forma. Las aleaciones más comunes son las elaboradas con acero, aluminio, estaño, cobre y zinc. Tiene muchas aplicaciones en campos muy diversos: pilas, grifos, baterías… El plomo se encuentra en abundancia en la corteza terrestre pero rara vez se encuentra en su estado elemental. La mayor parte del metal se extrae de minas subterráneas. Existen más de 60 metales que pueden contener plomo, pero son 3 los que se usan para extraer el plomo: la galena, la cerusita y la anglesita. Para extraer el plomo de la galena se usan hornos donde la mena es calcinada y se reduce el óxido hasta que el sulfuro de plomo se convierte en óxido y sulfato de plomo. En este proceso se desprenden varios contaminantes como el bismuto, arsénico, cadmio, plata, cobre, oro y zinc. Sus fuentes naturales son el desgaste de los depósitos de plomo, la erosión del suelo y las emanaciones volcánicas. El 50% del plomo obtenido viene del reciclaje en su mayoría de baterías del automóvil. Se puede reutilizar indefinidamente y cuando se recicla se somete a procesos de fusión para volverlo líquido y poder transformarlo en nuevos artículos. La chatarra de plomo es considerada residuo peligroso, por ello su tratamiento lo hacen gestores autorizados para ello. El reciclaje de este metal necesita hasta un 40% menos de energía que producirlo como metal primario

Configuración de cookies