Volver atrás

Residuos industriales: tipos y ejemplos

Desde hace años, la acumulación de residuos industriales es una realidad, debido a las actividades que las personas hacemos en nuestro día a día. La gestión de estos residuos es fundamental y debe hacerse de forma adecuada, puesto que, si no, podría ocasionar graves problemas en el medio ambiente. Es por ello que hoy hablamos de la clasificación de residuos industriales y su posterior gestión.

ES residuos

Qué son los residuos industriales 

Los residuos industriales son todos aquellos desechos que provienen de los procesos de fabricación, transformación, limpieza, uso, mantenimiento o consumos que son generados por las industrias o la actividad industrial, excepto las emisiones a la atmósfera, que están específicamente reguladas por la Ley 34/2007 de 15 de noviembre

Lo cierto es que toda producción industrial genera subproductos indeseables, es decir, desechos peligrosos o no peligrosos, pero que, por su origen, deben ser gestionados y manejados de manera adecuada con el objetivo de evitar que impacten, en la medida de lo posible, a nuestro entorno y también al ser humano. 

Algunos ejemplos de residuos industriales podrían ser aceites usados, disolventes, plásticos, vidrios, papel, escombros, baterías, etc. 

Clasificación de los residuos industriales 

Todos los desechos y residuos están regulados. Sin embargo, su gestión depende del tipo y de dónde provenga. Por ello es fundamental conocer la clasificación de los residuos industriales, que te exponemos a continuación: 

Residuos inertes 

Los residuos inertes (o más conocidos como residuos no peligrosos) son aquellos que, por lo general, gracias a sus características, no son una amenaza y no provocan riesgos ni para el medio ambiente ni para la vida de humanos y animales. No necesitan ningún tipo de tratamiento anterior a su almacenamiento. En esta clasificación entran escombros, chatarras, cenizas o vidrios. 

Residuos urbanos o asimilables urbanos 

En esta clasificación entran aquellos residuos que son generados por actividades ubicadas en poblaciones, en áreas de oficina, sectores industriales y servicios. También denominados residuos sólidos urbanos (RSU), lo más comunes son residuos orgánicos, envases y embalajes de cartón y plástico. 

Residuos peligrosos 

Estos desechos se consideran peligrosos puesto que son dañinos y perjudican la salud humana, además de provocar efectos negativos en el medio ambiente, ya que son altamente corrosivos, inflamables y tóxicos. 

Puesto que cuentan con estas características especiales, requieren procesos de tratamiento y eliminación específicos para cada material de desecho tóxico. Muchas de las empresas no gestionan bien estos residuos, administrándolos todos bajo el mismo método, cuando cada uno de ellos tiene su proceso. 

Cómo se lleva a cabo la gestión de residuos industriales 

Ya sean peligrosos o no, los residuos industriales se deben mantener en condiciones óptimas hasta que se entregan a un gestor autorizado. Además, debe ser transportado por un transportista de residuos registrado y abonar todos los costes. 

La gestión de los residuos industriales engloba la recogida, el transporte, el tratamiento y el reciclaje de los materiales de desecho que se producen con la actividad industrial. 

Recogida 

Se trata de la primera etapa del proceso de gestión de residuos. Se puede realizar a través de contenedores, camiones, compactadores o cualquier otro método que facilite la recolección de los residuos. 

Dentro de la recogida podemos distinguir dos tipos: la recogida selectiva y la recogida no selectiva. La primera recoge todos los residuos sin diferenciarlos. La segunda, recoge los residuos según qué tipo de material se trate. 

Transporte 

Una vez el material de desecho se ha recogido, los residuos se trasladan hasta una planta para el tratamiento de estos, ya sea para eliminarlos o almacenarlos. 

Tratamiento 

Actualmente, gracias a la tecnología, el impacto negativo de los residuos que generamos podría ser considerablemente reducidos, pero son tratamientos muy caros. Así, los utilizados a día de hoy mayoritariamente son los siguientes: 

  1. Tratamiento físico, químico y biológico. Los residuos se transforman en otros menos perjudiciales, para poder enviarlos a vertederos o reutilizarlos como materia prima. 
  2. Incineración. Por este proceso solo podrán pasar aquellos residuos que no son tóxicos. 
  3. Vertido. Los vertederos deben garantizar que no se contaminan aguas ni se expulsan gases o productos tóxicos. 

Reciclaje

El reciclaje industrial es un proceso en el que se transforman estos desechos, materiales o elementos utilizados y desechados, en otros nuevos y con utilidad. Para ello, se clasifican, se limpian y pasan por diferentes tipos de reciclaje para volver a obtener un buena materia primaria.

Esperamos que este post sobre la clasificación de residuos industriales y su gestión te haya aclarado algunos conceptos. Desde ScrapAd, como plataforma para la compra y venta de chatarra y otros materiales, procuramos ser agentes impulsadores de la economía circular, por lo que abogamos por una gestión adecuada de todos los residuos. ¡Conócenos!

Otros posts que te pueden interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.
Puedes aceptar nuestra política de cookies o elegir las cookies que deseas descargar en las opciones.

Configuración de cookies