Compra y venta de Chatarra electrónica y RAEEs. Comprar Chatarra electrónica y RAEEs online

La chatarra electrónica (RAEE), también denominada basura tecnológica o desechos electrónicos, es cualquier dispositivo electrónico que se desecha. Estos productos que ya se han utilizado, pueden restaurarse, revenderse, eliminarse o reciclarse mediante la recuperación. Algunos de los productos serían los siguientes: ordenadores/computadoras, móviles/celulares, teléfonos, lámparas… las zonas que más desperdicios por persona crean son Estados Unidos y la Unión Europea, creando los países emergentes también cada vez más chatarra de este tipo. La expansión de la tecnología y la sociedad consumista hacen que la creación de la chatarra electrónica sea muy grande. Muchos de los residuos electrónicos acaban en los países más pobres. Ghana, se ha convertido en el mayor vertedero de chatarra electrónica. Alrededor del 20% se recicla responsablemente. Mucha de la chatarra electrónica que acaba en vertederos, no se recicla responsablemente y esto crea daños irreparables en la salud. Hay componentes electrónicos que contienen materiales dañinos como lo pueden ser el plomo, el berilio o el cadmio. Los RAEE se pueden clasificar en los siguientes grupos: Aparatos de intercambio de temperatura (Frigoríficos, congeladores, bombas de calor, radiadores de aceite…) Monitores, pantallas y aparatos con pantallas de superficie superior a 100 cm2 (pantallas, televisiones, ordenadores…) Lámparas (lámparas de LED, fluorescentes rectas y compactadas…) Grandes aparatos (dimensión exterior superior a 50 cm) (lavadoras, secadoras, lavavajillas, cocinas…) Pequeños aparatos (sin ninguna dimensión exterior superior a 50 cm) (aspiradoras, tostadoras, luminarias…) Aparatos de informática y de telecomunicaciones pequeños (sin ninguna dimensión exterior superior a los 50 cm) (móviles, GPS, calculadoras, impresoras…) Paneles fotovoltaicos grandes (con una dimensión exterior superior a 50 cm) La chatarra electrónica es uno de los ámbitos más importantes del reciclaje por su cantidad de residuos y por la importante segunda vida útil que pueden tener. Aún así, el reciclaje no es la única opción para estos residuos. También se pueden aprovechar mediante estos procesos: Reparación: muchos RAEEs podrían ser reutilizados si se repararan algunos de sus componentes. Reutilización: hay muchos aparatos que se desechan porque hay modelos nuevos, pero se podrían seguir utilizando. Destrucción: a veces, no se pueden reciclar los componentes de un residuo electrónico por lo que hay que destruirlo a poder ser de una forma sostenible. Los desechos electrónicos reciclables, se tratan en plantas diseñadas para ello. Pueden seguir los siguientes pasos en su proceso de reciclaje: Desmontaje: desmontar los desechos porque hay distintos componentes y no se pueden reciclar a la vez. Descontaminación: hay que descontaminar los materiales para que no quede ningún material que pueda contener residuos contaminantes. Trituración: Máquinas especiales se encargan de triturar los residuos para que su clasificación y aprovechamiento sea más fácil. Clasificación: se clasifica en metales ferrosos o no ferrosos, plástico o vidrio. Cada uno de estos seguirá su proceso de reciclaje.

Configuración de cookies