Volver atrás

¿Fin de condición de residuo o subproducto?

Los conceptos de fin de condición de residuo y subproducto es otro avance hacia la economía circular, y ambos fueron introducidos en España por primera vez en la Ley 22/2011, de 28 de julio de residuos y suelos contaminados, ya derogada.

Estas medidas propuestas van encaminadas a garantizar la protección del medio ambiente y la salud humana, reduciendo el uso de recursos naturales no renovables y reincorporando en el ciclo de producción los materiales contenidos en los residuos como materias primas secundarias.

La Ley 7/2022, de residuos y suelos contaminados para una economía circular, recoge en sus artículos 4 y 5 estos conceptos y aprovecha para regular los procedimientos mediante los cuales pueden aplicarse.

ES residuos

Qué es un subproducto

Un subproducto es un material resultante de un proceso de producción cuya finalidad no sea la producción de ese material, y se puede considerar un subproducto cuando se cumplan los siguientes requerimientos:

  1. Que se tenga la seguridad de que el material va a ser utilizado ulteriormente.
  2. Que el material se pueda utilizar directamente sin tener que someterse a una transformación ulterior distinta de la práctica industrial habitual.
  3. Que el material se produzca como parte integrante de un proceso de producción.
  4. Que el uso ulterior cumpla todos los requisitos pertinentes relativos al producto, así como a la protección de la salud humana y del medio ambiente, sin que produzca impactos generales adversos para los mismos.

El subproducto evita que un material descartado en un ciclo productivo llegue a ser residuo. Las Comunidades Autónomas evalúan y autorizan como subproducto los materiales que tengan origen en una instalación productora ubicada en su territorio, o en otra comunidad autónoma previo informe de ésta, siempre que se destinen a una actividad o proceso industrial concreto en el territorio de la propia comunidad autónoma.

Igualmente, es muy importante tener en cuenta que estas autorizaciones tienen validez únicamente para el uso autorizado del subproducto en la actividad o proceso industrial de destino. Además, para considerarse subproducto, deben cumplirse simultáneamente estas cuatro condiciones.

Que es el fin de condición de residuo

El fin de condición de residuo considera que un residuo generado en la valorización de otro es un material útil para producción industrial.

Los tipos de residuos que hayan sido sometidos a una operación de valorización (reciclado incluido) podrán dejar de ser considerados como tal siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

  1. Que el material resultante deba ser usado para finalidades específicas.
  2. Que exista un mercado o una demanda para dichos materiales.
  3. Que los materiales resultantes cumplan los requisitos técnicos para las finalidades específicas la legislación existente y las normas aplicables a los productos.
  4. Que el uso del material resultante no genere impactos adversos globales para el medio ambiente o la salud humana.

Al igual que con el subproducto, las Comunidades Autónomas autorizan el fin de condición de residuo. Por ende, como con el subproducto, deben darse estas condiciones simultáneamente para considerar el fin de condición de residuo.

En ScrapAd, podrás comprar y vender residuos de forma fácil, rápida y muy segura a través de nuestra plataforma digital. Nos encargamos de todo el proceso logísticos, solo tendrás que negociar por el precio por el material que te interesa.

Otros posts que te pueden interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.
Puedes aceptar nuestra política de cookies o elegir las cookies que deseas descargar en las opciones.

Configuración de cookies